Perseverancia…

“Deberíamos ser siempre realistas al principio del camino, y entender que no va a ser cosa de experimentar resultados espontáneos, o de que nuestras sesiones de práctica vayan a mejorar día tras día. Habrá altibajos; la práctica podrá ir bien, pero mañana igual no.

Cuando reconocemos este hecho y seguimos practicando todos los días sin falta, no importa lo que pasó en la sesión anterior y sin mantener ninguna esperanza, expectativa ni miedo de lo que pueda pasar en la sesión siguiente, con el tiempo es seguro que surgirá un progreso duradero. Esto está asegurado y será fruto de la perseverancia.

No sólo empezamos a darnos cuenta de que hay más altos que bajos durante nuestras sesiones formales, sino que además empezaremos a experimentar otros signos de progreso que van penetrando en nuestra vida cotidiana, como que haya emociones positivas que surjan sin apenas esfuerzo, en lugar de emociones perturbadoras.

Cuanto más experimentemos estos signos, más inspirados estaremos para seguir adelante en el camino, y la vida del practicante será una auténtica alegría”.

-Chamtrul Rimpoché.

Pinceles iluminados

He pasado toda mi vida rodeado de los cuadros y dibujos de mi padre. Tiempo después mi hermano mayor empezó también a pintar -increíblemente bien, por cierto- y en un momento dado, hace años, me regaló un set de pintura; una caja a modo de maletín lleno de pinceles, lápices, óleos y lienzos que al abrirse hace las veces de caballete. Reconozco que mi recepción fue un tanto rara, a mitad de camino entre “me encanta” y “a ver qué hago yo con esto”. Recuerdo que de niño todo el mundo decía lo bien que dibujaba, pero nada más.

Sin apenas ningún conocimiento técnico, reconozco que más por aburrimiento que por otra cosa, un buen día se me ocurrió que podría intentar hacer un cuadro del Potala, la residencia tradicional de los Dalai Lamas en Lhasa (Tíbet)…

cuadro-potala-2012
El cuadro del Potala, todavía a medio terminar. 2012.

Y me dí cuenta de una cosa: Pintar no sólo podía ser un entretenimiento, sino una forma de meditación, como cuando se elaboran las thangkas (pinturas tradicionales del budismo tibetano, montadas sobre coloridos brocados) o se elaboran los mandalas de arena acompañando cada partícula de pigmento con visualizaciones, alabanzas, mantras…

Coincidiendo con los primeros talleres de meditación que ofrecí a finales de 2015, algunas personas quisieron comprarme algunos cuadritos pequeños en diferentes colores que mostraban ojos de distintas deidades tibetanas…

En otoño de 2016 mi vida personal cambió de rumbo y según se estabilizaba la situación, en las nuevas rutinas se volvieron a hacer hueco los cuadros, después de años sin abrir aquel maletín. Debo dar las gracias a una buena amiga porque sin ella es posible que no hubiese dado el paso. (Ya sabes quién eres, payasa).

Hace no mucho empecé a mostrar más interés por distintos materiales, técnicas… y aunque sigo siendo totalmente autodidacta, decidí abrir en Facebook la página Pinceles iluminados. Un par de anuncios aquí y allá, y cuestión de diez días he enviado un total de cinco cuadros por encargo, no sólo de temática budista sino también relacionados con los símbolos japoneses del reiki, los chakras según la tradición hindú…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las imágenes de budismo tibetano han recibido la energía de su mantra correspondiente y también lo llevan escrito por detrás. Muy indicados para colocar sobre las puertas, servir como inspiración, objeto de meditación, para tí, para regalar… Nuestros encuentros en los talleres de meditación son un momento perfecto si os interesan estos y otros cuadros parecidos, tanto para encargármelos como para entregarlos una vez terminados. No dudes contactar por medio de www.facebook.com/pincelesiluminados.

Gracias.

Novedad en junio: Taller también en Leganés

cartel-alcamar-junio-2017-A4

Hace unas semanas tuve el placer de ejercer como traductor para uno de mis maestros, Geshe Thubten Tsondue, que se encontraba de visita en Madrid.

Uno de los sitios en los que ofreció enseñanzas fue Alcamar Terapias, un establecimiento en Leganés. Por una confusión que tuve con las fechas me puse en contacto con ellos sin acordarme que aquel día no podría acompañar a Geshela por un compromiso familiar. Sin embargo, ese contacto ha resultado dar fruto: Después de un buen puñado de días sin conseguir coordinarnos, ayer llegamos a un acuerdo para ofrecer un taller puntual allí.

Será el próximo 25 de junio y tendrá el formato habitual: Domingo de 10:30 a 13:30 h con una introducción a la meditación budista tibetana. La aportación es de 10 €. Se recomienda llevar papel y boli para tomar notas y hay que llevar cojín de meditación. Si no tienes, puedes traer un cojín pequeño lo más grueso y duro posible. Si tampoco es posible, ven con la toalla de piscina más grande que tengas.

¿Eso significa que habrá taller mensual en Leganés, como los que ya se hacen en Alcorcón y Aluche? De momento es una fecha puntual, pero según la acogida que tenga, no se cierra la puerta a celebrarlo de forma periódica también. ¡Depende de los responsables de Alcamar y de vosotros! Ya podéis reservar plaza.

Entérate de los próximos talleres programados en los eventos de Facebook.

 

Una universidad inglesa presenta una encuesta internacional sobre meditación

ims

La Encuesta Internacional de Meditación es una plataforma online lanzada por investigadores del University College London. La participación está abierta a cualquier persona con una práctica regular de meditación. Tu apoyo será esencial para el progreso de nuestra comprensión científica sobre las distintas formas de práctica meditativa y su relación con la experiencia subjetiva. Las respuestas que proporciones pasarán a formar parte del desarrollo de estudios controlados sobre los efectos de la meditación en los procesos cognitivos y emocionales. Seguir leyendo “Una universidad inglesa presenta una encuesta internacional sobre meditación”

¿Miedo a morir… o miedo a lo desconocido?

“Los objetos que percibimos por medio de la vista, el olfato, el gusto, el oído o el tacto no son ni positivos ni negativos. Estas cinco consciencias se limitan a identificar el objeto. Es nuestra mente ignorante la que decide etiquetarlos como agradables o desagradables, y es esa misma ignorancia la que nos dice que debemos alejarnos de aquello que ha etiquetado como negativo o indeseable, y también de aquello que no logramos identificar; aquello que desconocemos”.

Geshe Thubten Tsondue.

Seguir leyendo “¿Miedo a morir… o miedo a lo desconocido?”

Vivir bien para morir bien

“Como budista, veo la muerte como un proceso normal, una realidad que acepto que ocurrirá en tanto siga en esta existencia mundana. Sabiendo que no puedo escapar de ella, no le veo sentido a preocuparse. Tiendo a pensar que la muerte es como cambiar la ropa cuando se te queda vieja y rota, más que como el final de todo. Pero aún así, la muerte es impredecible: No sabemos cuándo ni cómo tendrá lugar. Así que sólo tiene sentido tomar ciertas precauciones antes de que pase de verdad.

“El proceso de la muerte empieza con la disolución de los elementos que conforman el cuerpo. Tiene ocho estadios, empezando con la disolución del elemento tierra, luego el agua, el fuego y el elemento aire. El color: Aparece la visión blanca, el incremento del elemento rojo, la visión del casi-negro, y finalmente la Clara Luz de la muerte.

“No hay manera de escapar de la muerte. Es como intentar conquistar cuatro grandes montañas que toquen el cielo: No hay forma de escapar de estas montañas del nacimiento, el envejecimiento, la enfermedad y la muerte.

“El envejecimiento destruye la juventud, la enfermedad destruye la salud, la degeneración de la vida destruye todas las cualidades excelentes y la muerte destruye la vida. Incluso si eres un gran corredor, no puedes burlar corriendo a la muerte. No puedes pararla con tu dinero, por medio de encantamientos mágicos, ni recitando mantras, ni siquiera con medicinas. Así pues, lo más sabio es prepararse para morir.

“Desde el punto de vista budista, la experiencia en sí de morir es muy importante. Aunque cómo o dónde vamos a renacer en general depende de la fuerza del karma, nuestro estado mental en el momento de fallecer puede influir en la calidad de nuestra próxima encarnación. Así que en el momento de la muerte, y dado que hemos acumulado una gran variedad de karmas, si hacemos un esfuerzo especial en generar un estado mental virtuoso, podríamos fortalecer y activar un karma virtuoso y atraer un renacimiento feliz.

“Tampoco podemos pretender morir en paz si nuestra vida ha estado llena de violencia, o si nuestra mente ha estado casi siempre agitada por emociones como el enfado, el aferramiento o el miedo. Así que si deseamos morir bien, debemos aprender a vivir bien: Si esperamos morir en paz, debemos cultivar paz en nuestra mente y en nuestro estilo de vida”.

Su Santidad el XIV Dalai Lama.

No te pierdas el próximo taller de meditación: “Comprender la muerte“.

cartel-mayo-2017-yogael-MUERTE

Las enseñanzas budistas tibetanas exponen sin tapujos algo que en nuestra cultura pretendemos negar: Que la muerte nos llega a todos sin excepción, que no sabemos cuándo ni cómo se presentará, y que en ese momento el dinero, los amigos, la familia, las propiedades, los buenos recuerdos e incluso nuestro propio cuerpo no tendrán ninguna utilidad.

Si la muerte forma parte de la vida, para la mayoría de la gente es causa de enorme sufrimiento, y el budismo tiene su razón de ser en observar el sufrimiento para poder superarlo, ¿no es lógico pensar que la sabiduría budista tibetana pueda ayudarnos?

Un tema complejo, profundo, doloroso a menudo por no abordarlo abiertamente y que nos incumbe a todos por igual.

SE RUEGA CONFIRMAR RESERVA. Puedes reservar en un momento en www.MeditacionTibetana.WordPress.com/contacto-reserva

Estudiantes de meditación tibetana explican sus beneficios

En este vídeo, grabado en México, varios estudiantes de Mingyur Rimpoché comentan según su propia experiencia los beneficios de la meditación.

Tergar es la organización de Mingyur Rimpoché, lama reencarnado tibetano que pasó de sufrir transtornos de ansiedad siendo niño a descubrir la causa -y la solución- de su problema y convertirse en uno de los maestros más populares en occidente. Es conocido por combinar un gran sentido del humor con su disciplina personal como yogui: En 2011 y sin previo aviso, abandonó su monasterio sin llevarse más que lo puesto para vivir más de cuatro años en solitario, en retiro de meditación, en los Himalayas y en la India.

Junto con el monje francés Matthieu Ricard, Mingyur Rimpoché fue protagonista de los primeros y más prestigiosos estudios científicos sobre los efectos de la meditación budista tibetana sobre el cerebro.

Descubre estos beneficios por tí mismo. Estos son los próximos talleres.