¿Dónde está la felicidad?

Lama teaching at UCSC, 1978, vol. 2

“Sin entender cómo evoluciona tu naturaleza interna, ¿cómo va a ser posible que descubras la felicidad eterna? ¿Dónde está esa felicidad eterna? No está en el cielo, ni en la selva. No la vas a encontrar en el aire, ni bajo tierra. La felicidad que dura para siempre está dentro de tí, dentro de tu psique, de tu consciencia, de tu mente. Por eso es tan importante que investigues la naturaleza de tu propia mente”.

-Lama Thubten Yeshe.

Anuncios

La importancia de la meditación shiné

Como probablemente se haya mencionado en todas nuestras citas hasta ahora, se podrían considerar dos grandes formas de meditación: La concentración en un solo punto (shiné en tibetano; shamatha en sánscrito) y la meditación analítica (lagtong en tibetano; vipashyana o vipassana en sánscrito).

Dos de los errores habituales de muchos practicantes de meditación que se inspiran en las tradiciones budistas tibetanas son, por un lado, menospreciar -incluso de forma inconsciente- el shiné por considerar que es simplemente contemplar: Tomar tal o cual objeto de concentración, como la respiración, y “quedarse ahí” sin más. Y por otro lado, menospreciar la meditación analítica, en buena medida -creo yo- por pura vagancia: Indagar en mi propia mente para localizar el origen de mi enfado o analizar la naturaleza última de la existencia del “yo” está muy bien, pero ¿para qué comerme el coco estudiando mi mente, cuando ya estoy tranquilito aquí, mirando cómo me sube y me baja la barriga al respirar?

Y en el sentido contrario, como comenté hace unos meses cuando unos amigos preguntaron por qué la gente no se decide a hacer meditación en serio de forma cotidiana, lo cierto es que a veces nos limitamos a “darle vueltas a las cosas”, pensando que hacer meditación shiné, shamatha, concentración en un solo punto o como queramos llamarla, es “sentarse ahí callado y tranquilito”. Dicho de otra forma: Si la gente se diera cuenta de hasta qué punto hacer meditación -tanto shiné como vipassana- es algo muy profundo que puede transformar por completo nuestras vidas desde los cimientos -para mejor, evidentemente- lo raro sería que alguien no meditase.

En este vídeo, una de las personas más influyentes y respetadas en lo que a meditación tibetana se refiere, Alan Wallace, explica con gran detalle y en pocos minutos la gran importancia que tiene la meditación de concentración, tan injustamente considerada como meditación “básica”.

Encuesta: ¿Qué enfoque te interesa más?

Si has estado en cualquiera de los talleres, acudes habitualmente o estás valorando la posibilidad de reservar plaza en el futuro, por favor, responde a esta encuesta. Puedes seleccionar un máximo de tres opciones:

Relación entre los Tres Aspectos Principales y las Cuatro Nobles Verdades

Esta mañana el taller de Alcorcón celebrado hoy para recuperar el de agosto, que no se hará porque Escuela Tarantos cierra por vacaciones hemos hecho una introducción a los Tres Aspectos Principales, uno de los textos más breves pero aún así más completos redactados por el gran maestro Lama Tsongkhapa en el siglo 14, y hemos visto la importancia de establecer una buena motivación para familiarizarnos con estos Tres Aspectos Principales. Seguir leyendo “Relación entre los Tres Aspectos Principales y las Cuatro Nobles Verdades”