Cómo es el taller

 



¿Qué se hace en estos talleres?
Aunque se sigue cierta estructura básica, puede ser muy variable por distintos motivos (cualquier conversación que surge al principio, alguien que pregunta algo concreto, que la gente tenga más o menos experiencia…) pero siempre se tocan aspectos fundamentales como es conocer la naturaleza de la mente, entender por qué experimentamos sufrimientos, los muchos y diversos métodos que ofrece la perspectiva budista tibetana para atajar esos sufrimientos de forma práctica y clara, y por supuesto comprender el papel fundamental de la práctica meditativa cotidiana en todo el proceso. En todos los talleres, el núcleo fundamental es darnos cuenta de hasta qué punto tenemos por delante una herramienta valiosísima que puede transformar nuestra vida por completo si nos lo proponemos. También hoy consejos prácticos: La postura, establecer el hábito, gestionar obstáculos como la falta de tiempo, el sueño, la dificultad para concentrarse… Si el tiempo lo permite y el taller no tiene una temática específica que ocupe todo el tiempo, se intenta terminar con una preciosa meditación guiada para generar compasión. Cada clase está salpicada de sesiones breves de meditación, se pueden resolver dudas sobre la marcha, etc.


¿Hay parte teórica?
Sí. Eventualmente hay personas que esperan haber hecho más minutos de meditación formal en lugar de ocupar gran parte del tiempo escuchando o debatiendo de forma teórica. Es importante comprender que la práctica meditativa propiamente dicha es lo que cada uno debe integrar en su vida cotidiana, mientras que en estos talleres -aunque por supuesto también hagamos sesiones- intentan servir para generar una mejor comprensión de para qué sirve la meditación. Sin esa base teórica, la meditación se limitaría a estar sentado en el suelo con los ojos cerrados y poco más. Para que la práctica sea realmente útil y transformadora es imprescindible contar con una base teórica que despierte en nuestro interior la mejor motivación posible. Dicho con otras palabras, es necesario comprender y asimilar en nuestro interior qué se supone que estamos haciendo, por qué razón hacemos meditación y cual es su potencial. A partir de esa base, se desarrolla la meditación silenciosa cotidiana.

Con cierta frecuencia, el taller tiene carácter monográfico y la parte teórica está dedicada a un tema específico. Pueden ser textos tradicionales del budismo tibetano que pueden resultar de especial interés para nuestro estilo de vida y que suelen enfocarse en la transformación mental, la profundidad de valores como la compasión, paciencia, sabiduría, etc. o asuntos más específicos (encajar la pérdida de seres queridos, el valor de la meditación en la salud mental, etc). En cualquier caso, todos los talleres se preparan de forma que puedan resultar de utilidad a cualquier persona.


¿Cómo puedo saber de qué tratará cada taller?
Las fechas, sitios y temática de todos los talleres están en la agenda. Todos ellos tienen su propio evento de Facebook. Puedes verlos, compartirlos, etc. aquí.


¿Necesito experiencia o algún conocimiento previo?
No, en absoluto. Tanto si el taller es de introducción a la meditación como si trata temas más específicos, el objetivo fundamental es que resulte beneficioso para cualquier persona que entre por la puerta, sea quien sea.


¿Debo tener algo en cuenta para ir? ¿Hay que llevar algo?
Necesitas un cojín de meditación. Es fácil comprarlos en internet (mira aquí), pero si no tienes no debes preocuparte. En su lugar, trae una manta o la toalla más grande que tengas. (Nota: Si por edad, lesiones o cualquier motivo no puedes sentarte en el suelo y necesitas una silla, no es necesario que traigas nada de esto).

En cuanto a la ropa, con un pantalón cómodo es más que suficiente. Evita los pantalones clásicos (vaqueros, sobre todo), prendas ajustadas y prendas que dejen al descubierto la cintura o escotes grandes.

Al entrar es necesario descalzarse. Si hace demasiado calor puedes ir descalzo siempre que tengas los pies limpios, y puedes llevar calcetines en invierno. Incluso llevar algún chal o mantita para cubrirte si hae mucho frío.

La parte teórica es tan importante como la práctica, así que puedes traer papel y boli para coger apuntes, tomar nota de cosas que te parezcan interesantes, dudas que quieras preguntar luego, etc. Si tienes grabadora de voz, no hay problema en usarla siempre que sea para tu uso privado.


¿Cuánto cuesta?
En tanto no se indique lo contrario, la aportación es de 10 € por taller. No hay ningún compromiso de volver, ni un curso que debas completar (a no ser que se organice alguno), ni nada parecido: Si quieres ir al taller de tal día en tal sitio, reservas tu plaza y ya está. Al final de cada clase suelo preguntar quién tiene intención de repetir, pero de nuevo: No hay ningún compromiso. Sólo se pregunta para tener una estimación aproximada de cuánta gente podría acudir el próximo día.

¿Puedo unirme a un taller que está a punto de empezar si no he reservado plaza?
Se pide reservar plaza lo antes posible, pero si te animas a última hora, no hay ningún problema. Eso sí, en este caso procura ser lo más puntual posible.

IMPORTANTE: ¿Qué pasa si me he apuntado pero no voy a ir?
Aunque todos somos libres de cambiar de planes, a todos nos pueden surgir imprevistos y no tienes por qué dar explicaciones si decides no acudir, la verdad es que las faltas de asistencia son un problema especialmente importante para la organización de estos talleres. Por este motivo, si has reservado plaza y no vas a acudir, se ruega que por favor lo hagas saber por cualquier medio (el formulario de anulaciones de la web, el grupo de WhatsApp, en privado al administrador del grupo, enviando un mensaje a través de la página de Facebook, enviando un email, o como prefieras) pero es muy importante que lo digas, aunque sea en el último minuto. En el mismo sentido, por favor recuerda que cuando haces llegar tu reserva ya estás confirmando tu asistencia y contamos contigo. Si tienes muchas ganas o intención de ir pero todavía no estás seguro al 100% porque te tienen que confirmar otro plan para ese día, hasta el día anterior no sabrás si tendrás que ir a trabajar, o alguna situación por el estilo, por favor no hagas tu reserva. Es mejor hacerlo cuando tengas claro que te presentarás. Si finalmente no es así, por favor, se ruega darlo a conocer por cualquier medio posible tan pronto como te sea posible, incluso en el último minuto. Muchas gracias.

Anuncios