Estudiantes de meditación tibetana explican sus beneficios

En este vídeo, grabado en México, varios estudiantes de Mingyur Rimpoché comentan según su propia experiencia los beneficios de la meditación.

Tergar es la organización de Mingyur Rimpoché, lama reencarnado tibetano que pasó de sufrir transtornos de ansiedad siendo niño a descubrir la causa -y la solución- de su problema y convertirse en uno de los maestros más populares en occidente. Es conocido por combinar un gran sentido del humor con su disciplina personal como yogui: En 2011 y sin previo aviso, abandonó su monasterio sin llevarse más que lo puesto para vivir más de cuatro años en solitario, en retiro de meditación, en los Himalayas y en la India.

Junto con el monje francés Matthieu Ricard, Mingyur Rimpoché fue protagonista de los primeros y más prestigiosos estudios científicos sobre los efectos de la meditación budista tibetana sobre el cerebro.

Descubre estos beneficios por tí mismo. Estos son los próximos talleres.

Observar los pensamientos

Aunque algunas tradiciones meditativas dicen que debes dejar la mente en blanco, simplemente pensando en nada, al menos el enfoque budista tibetano es diferente.

No es cuestión de decirle a la mente que se calle, sino de observar cómo funciona, cómo se comporta. Cuando haces meditación, no deberías rechazar los pensamientos o sentirte frustrado cuando te sorprendes a tí mismo distraído: Si no te pillas distraído… ¿cómo podrías saber que te estabas distrayendo? Y gradualmente, con paciencia, llegas a un momento en que te das cuenta de cómo tu actividad mental se ha relajado y buena parte de los pensamientos innecesarios se han ido. Es un proceso natural.

Piensa en el aula de un colegio e imagina que los niños son los pensamientos, emociones, expectativas, recuerdos y demás. Si les dejan solos, pronto empezarán a correr de aquí para allá, gritando y tirando tizas por la ventana. Pero si saben que están siendo observados por un profesor, a través una mirilla, una cámara o algo parecido, se abstendrán de ese comportamiento caótico.

Así es la mente. Tan sólo por ser consciente de estar siendo observada, muchos de los pensamientos innecesarios desaparecen de forma natural.

Comprender la muerte

cartel-mayo-2017-yogael-MUERTE

Las enseñanzas budistas tibetanas exponen sin tapujos algo que en nuestra cultura pretendemos negar: Que la muerte nos llega a todos sin excepción, que no sabemos cuándo ni cómo se presentará, y que en ese momento el dinero, los amigos, la familia, las propiedades, los buenos recuerdos e incluso nuestro propio cuerpo no tendrán ninguna utilidad.

Si la muerte forma parte de la vida, para la mayoría de la gente es causa de enorme sufrimiento, y el budismo tiene su razón de ser en observar el sufrimiento para poder superarlo, ¿no es lógico pensar que la sabiduría budista tibetana pueda ayudarnos?

Un tema complejo, profundo, doloroso -a menudo por no abordarlo abiertamente- y que nos incumbe a todos por igual. No te pierdas este taller temático el próximo domingo 14 de mayo en Yogael (Madrid), PERO ANTES… nos vemos el domingo anterior, 7 de mayo, con una serie de consejos para la práctica cotidiana de la meditación, en Tarantos (Alcorcón).

Ya puedes hacer tu reserva para ambos días y compartir los eventos de Facebook.

Meditación cotidiana al alcance de todos

La meditación budista tibetana no es una técnica para relajarse, sentirse mejor con uno mismo ni ganar satisfacciones, sino que propone dar en la diana de la aspiración más profunda de todo ser consciente: Alejarse de todo sufrimiento comprendiendo la verdadera naturaleza de la felicidad.

En el taller del próximo domingo 7 de mayo en Escuela Tarantos (Alcorcón) conoceremos los aspectos más inmediatos de la práctica meditativa: Preliminares, posturas, establecer el hábito, consejos para concentrarse, qué hacer con la mente, o mitos y realidades sobre qué es la meditación, y por supuesto, los pilares fundamentales de una sabiduría milenaria para ayudarnos a despertar un potencial de valor incalculable. Sin necesidad de experiencia previa ni adoptar creencia alguna. 

Evento en Facebook
SE RUEGA CONFIRMAR PLAZA CON ANTELACIÓN

El móvil no sirve para meditar… pero ayuda

insight-timer-app-e1449094700274Reza el dicho que “el dinero no da la felicidad… pero ayuda”. Y el móvil no sirve para hacer meditación… pero hay algunas apps que pueden resultar útiles y os quiero recomendar mi favorita: Insight Timer.

Seguir leyendo “El móvil no sirve para meditar… pero ayuda”

Todo cambia

3857b21386e5f44f31e52047fb516a9e

Lo malo de las cosas buenas es que nada dura para siempre. Lo bueno de las cosas malas es que nada dura para siempre. Todo cambia. No pierdas tiempo deseando ni añorando cosas buenas. No pierdas tiempo rechazando ni recordando cosas malas. Todas las cosas van y vienen, incluido tú mismo, así que tampoco te aferres a ti mismo, ni te rechaces. Te creas bueno o malo, tú también cambias. Tú también desaparecerás. Y eso tampoco será ni bueno ni malo. El futuro todavía no ha llegado; el pasado ya se ha ido. Aferrarse o rechazar… ¿qué son, sino un absurdo deseo de sufrir?


Este próximo domingo 2 de abril volvemos a conocer un poco mejor y meditar sobre los “Ocho Dharmas Mundanos“: Ocho actitudes, ocho tendencias, ocho pensamientos… que consideramos algo normal y natural dentro de nuestra rutina cotidiana y que, sin embargo, son la causa de muchísimos obstáculos que impiden que vivamos una vida realmente feliz, significativa, trascendente…

Sin duda, “Los Ocho Dharmas Mundanos”, expuestos por el gran erudito indio Nagarjuna en el siglo II, es uno de los textos clásicos del budismo tibetano que, en apenas un puñado de palabras, tienen el potencial de transformar nuestro día a día con una profundidad y una contundencia impactantes desde el primer momento, sin importar que uno tenga experiencia, conocimientos y ni siquiera interés por el budismo o la meditación.

“El noble Nagarjuna era como un segundo buda para este mundo. Compuso comentarios explicando todas las exposiciones del Buda. No hay diferencia entre las enseñanzas de Nagarjuna y las enseñanzas del Buda”.

Dilgo Khyentse Rimpoché.

Por favor, reserva ahora tu plaza.

¿Repetimos? Repetimos.

contagious-emotions

Dado el interés que ha despertado en el taller de marzo y que hubo gente que se quedó con las ganas, volveremos a hablar sobre los Ocho Dharmas Mundanos el próximo domingo 2 de abril, de 10:30 a 13:30 en Tarantos (C/ Porto Alegre, 2 – Posterior / Plaza de Pontevedra). PERO ANTES… nos vemos también este domingo 12 de marzo en Yogael (C/ Ocaña, 112 Posterior. Aluche, Madrid). Por favor, confirma tu reserva aquí.

¿Qué es eso de los Ocho Dharmas Mundanos?

A nuestro alrededor hay muchas desgracias: Nosotros mismos causamos guerras, discutimos, nos enfadamos, nos ponemos tristes, lloramos, nos enamoramos, nos encontramos con decepciones, imprevistos desagradables, soledad, apatía, aburrimiento, nos ponemos celosos, sentimos envidia, escuchamos la música que nos encanta, cambiamos de canal cuando no nos gusta lo que hay en la tele, nos movemos por internet en función de lo que nos parece más o menos interesante, más o menos agradable, más o menos placentero, más o menos acorde a nuestras opiniones, gustos, aspiraciones… Nos ponemos enfermos, cuando nos preguntan qué tal decimos “bien” cuando sabemos que no es verdad, nos gusta que nos toque la lotería, esperamos que llegue el verano, cogemos el transporte que nos lleve antes a donde tengamos que ir, nos gusta llegar a tiempo, nos regañan si llegamos tarde, organizamos nuestra vida más o menos como mejor nos parece… y sin embargo, reaccionando como reaccionamos a nuestro entorno, tengamos mucho o tengamos poco, sea como sea nuestra vida, resulta que seguimos teniendo problemas, preocupaciones, tenemos experiencias o situaciones desagradables, ese ruido que nos molesta, esa vecina que nos cae mal, ese novio controlador, ese político que nos indigna, esa comida que podría tener mejor sabor… ¿A qué se debe esto? ¿Por qué se supone que si el sentido de la vida es ser felices y yo hago lo que buenamente se me ocurre por ser feliz, sigo experimentando sufrimientos?

Todos estos sufrimientos, desde las pequeñas manías hasta las tragedias más dramáticas, los experimentamos a causa de lo que el budismo llama “los ocho dharmas mundanos”, o las ocho preocupaciones de la vida, para entendernos. ¿Cuáles son esas ocho preocupaciones que nos confunden hasta el extremo de seguir sintiéndonos infelices e insatisfechos, prácticamente a cada momento de nuestra vida cotidiana, incluso poniendo todo nuestro empeño en ser felices? Son ocho comportamientos, pensamientos, actitudes que dominan la totalidad de nuestra vida y nos mantienen atados a cualquier cosa que podamos percibir como indeseable. Y como no podía ser de otra forma, lo tenemos todo aquí, dentro nuestro, entorpeciendo el funcionamiento de nuestra mente e impidiendo que podamos apreciar en qué consiste realmente una felicidad auténtica y definitiva.

¿Intentamos apreciar esa felicidad auténtica y definitiva que -también- todos llevamos dentro? Por favor, confirma tu reserva aquí.